Contratar mago

Contacto y contratación: · 696 88 09 87 · seneca@magoseneca.com
Le asesoraremos sobre el espectáculo que mejor se adapta a su evento y su presupuesto sin ningún compromiso.


Mostrando entradas con la etiqueta finanzas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta finanzas. Mostrar todas las entradas

martes, 16 de diciembre de 2014

Las 4 huchas

No estoy al tanto de si la palabra hucha se usa por igual en todos sitios o no, pero para prevenir cualquier duda, es sinónimo de alcancía.

Este sistema te va a ayudar muchísimo a mejorar tu educación financiera y a tener un pensamiento más productivo y positivo en cuanto al dinero.

Esta idea la tomé si no me equivoco de Kiyosaki, autor de Rich Dad, Poor Dad. Siento no dar certeza en la referencia pero hay tantas fuentes (algunas anónimas) que no lo recuerdo bien.

Bueno, lo que te propongo es lo siguiente. Compra cuatro huchas o alcancías, bien en distintos colores o con distintas imágenes o bien iguales y le pones algún tipo de pegatina para diferenciarlas. Es importante tener muy clara la función de cada una de ellas.

La primera hucha estará destinada a los ahorros. Pienso que los ahorros no hacen rico a nadie, pero al menos te ofrecen cierta libertad financiera. Esta hucha no la abras salvo caso extremo, es decir, que no tengas nada que llevarte a la boca. Aquí no tiene cabida ningún gasto extra que se presente. El dinero que entra aquí llega para quedarse.

La segunda hucha es para las inversiones. Esta hucha la abrirás siempre que se presente una buena opción para invertir. Cuando encuentres un negocio que comprar o que lanzar, el dinero que hay aquí está para financiarlo. No voy a ahondar mucho en el tema pero hay que tener dos fundamentos para invertir:
Uno comparar muchísimas opciones antes de decantarte por una.
Y dos saber que el 90% de los negocios fracasan y que ese dinero está en juego.

La tercera hucha es para la publicidad. Dejar de hacer publicidad para ahorrar dinero es como parar el reloj para ahorrar tiempo. Eso dijo Henry Ford y ese hombre entiende mucho de negocios, así que habrá que hacerle caso (aunque sea a ciegas). Esta hucha la puedes dejar abierta si vas a hacer uso frecuente de esos fondos. Si aún no tienes nada que publicitar te vendrá bien en un futuro.

La cuarta hucha es para los demás. Te vendrá bien ayudar siempre que te sea posible a quienes lo necesiten, y si por algún motivo no tienes tiempo para ofrecerte siempre tienes la opción de sustituirlo económicamente.

Ahora viene lo interesante. ¿Cómo se llenan? Pues bien, yo te propongo lo siguiente, parece una locura pero realmente no lo es. Cada ingreso que tengas antes de guardarlo en la cartera vas a auto-imponerte una serie de comisiones. Lo mejor y más fácil es hacerlo justo cuando el dinero pasa por tus manos.

Te voy a dar los porcentajes que yo uso, pero siempre puedes aplicar los tuyos propios, mientras más altos mejor te funcionará todo. Independientemente de que trabajes por cuenta propia, por cuenta ajena o tengas tu empresa o negocio, cada vez que generes dinero retira automáticamente un porcentaje para cada una de tus huchas:
- 19% para ahorros
- 19% para inversiones
- 19% para publicidad
- 3% para caridad

Esta es mi distribución, puede parecer demasiado estricta pero sinceramente te acostumbras fácil a vivir con ello. Al principio duele un poco el corazón pero cuando te haces a la idea te resultará incluso divertido. En caridad puedes meter más, yo sólo destino eso porque por suerte aún tengo tiempo para colaborar personalmente en algunos actos benéficos, pero si no pudiera hacerlo lo subiría.

De esta forma en poco tiempo, por bajos que sean tus ingresos, tendrás una buena base sobre la que comenzar a hacer crecer tu dinero por sí solo. Y además vas a ver que tu vida no es tan distinta si sólo tuvieses la mitad de dinero.

lunes, 8 de diciembre de 2014

El dinero hace mala a la gente

El dinero corrompe.
El dinero no da la felicidad.
El dinero te hace malo.
El dinero no es importante.
El dinero sólo trae problemas.
El dinero...

Si te suenan ese tipo de afirmaciones y eres de las que las pones en tu boca alguna vez que otra, estarás de acuerdo con la afirmación de que la gente rica es odiosa, detestable, malévola, frívola y demás adjetivos descalificativos. Probablemente a la lista añadas algún que otro atributo de lenguaje vulgar y soez, como que son unos hijos de puta.

Pues bien. A todo el mundo le gustaría ser rico o, al menos, tener un buen dinero con el que vivir cómodamente. Los que dicen que sí sólo tienen que cambiar la forma de pensar. Los que dicen que no sólo tienen que dejar de mentir y después cambiar la forma de pensar.

Todas las afirmaciones que puse al comienzo del artículo sólo son mitos. No son más que una mera excusa que ponen los conformistas para tener un odio irracional por el dinero para no luchar por conseguirlo y pensar que viven bien sin ser ricos.

Pero, para no extender demasiado esta entrada, sólo te voy a dar un consejo. Si de verdad quieres ganar dinero, no te queda otra que cambiar, si la tienes, esa manera de verlo. El dinero huye de la gente que no lo quiere, pero también de la que lo desea a cualquier precio.

¿Te querrías comprar un coche que te parece feo? ¿o que no te da seguridad? ¿o que te daría vergüenza conducir? Pues si no cambias tu enfoque respecto al dinero, tampoco vas a poner disfrutarlo.

Así que, resumiendo en una línea, si quieres conseguir dinero, pasa de él, no lo tengas por algo malo pero tampoco lo busques. ¿Conoces algún rico que piense así? Te digo yo que no...

Este post viene al hilo de este otro: cómo montarse en el dolar en 5 minutos
Sería algo extra que añadir al punto uno. Así que si aun no lo has leído, al lío que se va el tío.

lunes, 6 de octubre de 2014

Cómo montarse en el dolar en 5 minutos

Coge el primer billete que tengas a mano (dolar, euro, libra, yen...) Colócalo bien centrado sobre una silla. Siéntate encima con cuidado... y listo. ¡Estás montado en el dolar! y no te habrá constado más de 5 minutos conseguirlo.


Si no te convence, te puedo dar otra opción un poco más larga. Serán solo 5 pasos y en 5 minutos los habrás leído:

1.- NO BUSQUES DINERO. No vayas tras él porque el dinero huye de quién lo ansia. Este paso parece sencillo pero es seguramente el más importante. No seas mentiroso si dices que no lo buscas porque el dinero hace mala a la gente, porque corrompe... bla bla blá...
Eso son sólo excusas para hacerte creer a ti mismo que no lo deseas, es perfectamente compatible ser buena persona, ser consciente y consecuente con tener dinero.

Una vez que tengas claro esto sigue con los otros cuatro puntos.

2.- HAZ LO QUE TE GUSTE. Pero a mí me gusta echarle de comer a los patos en el parque... ¡Pues dale! vete todas las tardes, pero échale comida como mejor lo puedas hacer.

Esto es muy importante. Si lo que haces no te llena, si te quita tiempo de tu vida (que no podrás recuperar) ¿qué sentido tiene?
Si has respondido que ganar dinero para poder vivir... Vuelve al punto 1 y grábatelo a fuego en tu cabeza.

3.- HAZ DE TUS AFICIONES UNA AYUDA AL MUNDO. Ya sabes (o deberías saber) qué te gusta hacer. Seguro que en el mundo hay alguien que necesita precisamente eso, aunque sólo sea por entretenimiento (una necesidad básica).

Pero a mí me gusta echarle de comer a los patos en el parque... ¡Y la burra al trigo! seguro que hay algún parque con patos a punto de desfallecer que necesita urgentemente tu ayuda. TODO puede servir a alguien.

4.- SÉ EL MEJOR. Da igual cual sea tu afición. Independientemente de lo que elijas seguro que puedes llevarlo más allá. Reinvéntate día a día, mejora lo que sabes hacer o busca formas de hacerlo más efectivo (más rápido, más cómodo, más original...). Si de verdad te gusta lo que haces no te debe suponer ningún esfuerzo aprender más y más sobre eso.

Pero a mi me gusta echarle de comer a los patos en el parque... Seguro que puedes hacerlo mejor que los demás.

5.- FIN. Fin es que ya hemos acabado. ¿Y donde está el dinero? Pues si no tienes debajo de la losa debe de estar al caer. No te preocupes que la gente te irá conociendo, y cuando quieran contratar a alguien que haga lo que haces tú te llamará porque quiere que vaya el mejor. Van a llamar a un experto en lo tuyo (y tu lo eres porque cada día te encargas de mejorar).

Eso significa que te van a pagar por ello, que vas a hacer lo que te gusta y además te pagan... ¡INCREÍBLE!

Pero a mi me gusta echarle... Pues mira tu teléfono que tienes una perdida del Hyde Park que te quieren allí ¡ya! (yo de momento me tomo la medicación)
El Mago Séneca 9,6 out of 10 based on 38 ratings.