Contratar mago

Contacto y contratación: · 696 88 09 87 · seneca@magoseneca.com
Le asesoraremos sobre el espectáculo que mejor se adapta a su evento y su presupuesto sin ningún compromiso.


viernes, 16 de enero de 2015

Mago para fiestas

Una idea original a la hora de organizar una fiesta o eventos es buscar magos para fiestas. Por supuesto la primera opción es tirar de internet para encontrar alguno, poder ver opiniones, chequear algunos vídeos de magia...

Hay de todo. Es habitual llegar a páginas de magos de todos los estilos y niveles y es muy difícil distinguir unas de otras. No me voy a extender mucho en el tema, ya hablo un poco más sobre los consejos para contratar a un mago en este artículo.

En el caso de que no sepas exactamente lo que buscas, te dejo una descripción básica de lo que debe ser un mago para fiestas y, lo que es más importante, cada tipo de fiesta.

No es lo mismo una fiesta infantil, las fiestas mayores de un pueblo o una fiesta de la primavera. Por lo tanto es obvio que el mago no deberá hacer lo mismo en cualquier tipo de fiesta.

Pondré por ejemplo mi caso: Si me llaman para una fiesta privada, ya sea boda, comunión, cumpleaños... no puedo aceptar con los ojos cerrados. El motivo es que lo mío es magia para adultos, y en cualquier caso para público mixto. Por lo tanto, mi show no tiene cabida en una fiesta infantil donde no estarán presentes los mayores.

En otro caso totalmente diferente: Quieren un espectáculo para una fiesta corporativa, ya sea cena de empresa, presentación de algún producto, reuniones de equipo... Lo primero es conocer perfectamente cada tipo de evento y público, para así llevar preparado un espectáculo adecuado a las condiciones específicas del mismo. Eso es lo más importante. Pero no lo único, además del propio show, es necesaria la participación del público, establecer relaciones rápidamente con los invitados y crear una atmósfera de cercanía.

No sé si he sido capaz de transmitir bien el mensaje. A la hora de contratar un mago para fiestas, además del espectáculo, hay que valorar muy bien todo lo que le rodea. Si está habituado a pasar tras el show un rato con los invitados, si es capaz de amenizar el evento más allá de los número que realice y si tiene don de gentes. Sin eso el espectáculo se va a ver muy pequeño.

martes, 16 de diciembre de 2014

Magia corporativa. Magia profesional para empresas.

Los eventos corporativos son parte fundamental del plan de marketing de toda empresa, lo consideren como tal o no. Son la forma perfecta de vincular a sus clientes y potenciales consumidores con la marca así como de fomentar la productividad y fidelidad de sus empleados y trabajadores.

La magia corporativa es una de las herramientas más efectivas para comunicar el mensaje de una empresa. La novelista Maya Angelou decía:
"La gente olvida lo que dices, la gente olvida lo que haces, pero nunca olvida cómo la haces sentir."

Ahí radica el éxito de la magia corporativa. el cliente olvidará el producto o servicio que le ofrecían, olvidará la presentación de los mismos, pero nunca olvidará la sensación que le causó aquello que vieron.

La única forma de conseguir que el mensaje se grave a fuego en sus cabezas es vincularlo de algún modo con esa experiencia.

Es muy frecuente encontrar en las páginas de la mayoría de magos, profesionales o aficionados, banners anunciando que realizan espectáculos de magia corporativa, pero quisiera aclarar que si ya son pocos los magos profesionales, los magos corporativos se pueden contar con los dedos de una mano.

Hablando claramente, están dando gato por liebre. Es cierto que la magia queda en la memoria muchísimo mejor que cualquier otro medio de comunicación debido a la experiencia que crean en el espectador, pero ¿de qué sirve para la empresa que recuerden lo que hizo el mago si ni si quiera recuerdan qué marca se lo ofreció?

Para que un espectáculo de ilusionismo tenga un fin corporativo debe ser personalizado. El eje central de los efectos de magia debe ser la propia marca. Por poner un ejemplo: Si una carta firmada desaparece ante los ojos del público para aparecer dentro de una galleta, que estaba dentro de su paquete cerrado, que estaba dentro de su caja también cerrada, el espectador al cabo de varios años recordará con exactitud el juego, pero lo mejor es que también recordará cuál era esa galleta, ya que formaba una parte muy importante del espectáculo.

Con esto quiero decir que la magia corporativa no es magia "sin más" realizada para una empresa. Es magia con la empresa, con su imagen, con sus mensajes, con sus productos... y todos los efectos que se realizan tienen esos elementos como eje central.

Si estás pensando en la magia corporativa para tu próximo evento empresarial, te interesará el siguiente artículo sobre las tarifas de un mago.

Las 4 huchas

No estoy al tanto de si la palabra hucha se usa por igual en todos sitios o no, pero para prevenir cualquier duda, es sinónimo de alcancía.

Este sistema te va a ayudar muchísimo a mejorar tu educación financiera y a tener un pensamiento más productivo y positivo en cuanto al dinero.

Esta idea la tomé si no me equivoco de Kiyosaki, autor de Rich Dad, Poor Dad. Siento no dar certeza en la referencia pero hay tantas fuentes (algunas anónimas) que no lo recuerdo bien.

Bueno, lo que te propongo es lo siguiente. Compra cuatro huchas o alcancías, bien en distintos colores o con distintas imágenes o bien iguales y le pones algún tipo de pegatina para diferenciarlas. Es importante tener muy clara la función de cada una de ellas.

La primera hucha estará destinada a los ahorros. Pienso que los ahorros no hacen rico a nadie, pero al menos te ofrecen cierta libertad financiera. Esta hucha no la abras salvo caso extremo, es decir, que no tengas nada que llevarte a la boca. Aquí no tiene cabida ningún gasto extra que se presente. El dinero que entra aquí llega para quedarse.

La segunda hucha es para las inversiones. Esta hucha la abrirás siempre que se presente una buena opción para invertir. Cuando encuentres un negocio que comprar o que lanzar, el dinero que hay aquí está para financiarlo. No voy a ahondar mucho en el tema pero hay que tener dos fundamentos para invertir:
Uno comparar muchísimas opciones antes de decantarte por una.
Y dos saber que el 90% de los negocios fracasan y que ese dinero está en juego.

La tercera hucha es para la publicidad. Dejar de hacer publicidad para ahorrar dinero es como parar el reloj para ahorrar tiempo. Eso dijo Henry Ford y ese hombre entiende mucho de negocios, así que habrá que hacerle caso (aunque sea a ciegas). Esta hucha la puedes dejar abierta si vas a hacer uso frecuente de esos fondos. Si aún no tienes nada que publicitar te vendrá bien en un futuro.

La cuarta hucha es para los demás. Te vendrá bien ayudar siempre que te sea posible a quienes lo necesiten, y si por algún motivo no tienes tiempo para ofrecerte siempre tienes la opción de sustituirlo económicamente.

Ahora viene lo interesante. ¿Cómo se llenan? Pues bien, yo te propongo lo siguiente, parece una locura pero realmente no lo es. Cada ingreso que tengas antes de guardarlo en la cartera vas a auto-imponerte una serie de comisiones. Lo mejor y más fácil es hacerlo justo cuando el dinero pasa por tus manos.

Te voy a dar los porcentajes que yo uso, pero siempre puedes aplicar los tuyos propios, mientras más altos mejor te funcionará todo. Independientemente de que trabajes por cuenta propia, por cuenta ajena o tengas tu empresa o negocio, cada vez que generes dinero retira automáticamente un porcentaje para cada una de tus huchas:
- 19% para ahorros
- 19% para inversiones
- 19% para publicidad
- 3% para caridad

Esta es mi distribución, puede parecer demasiado estricta pero sinceramente te acostumbras fácil a vivir con ello. Al principio duele un poco el corazón pero cuando te haces a la idea te resultará incluso divertido. En caridad puedes meter más, yo sólo destino eso porque por suerte aún tengo tiempo para colaborar personalmente en algunos actos benéficos, pero si no pudiera hacerlo lo subiría.

De esta forma en poco tiempo, por bajos que sean tus ingresos, tendrás una buena base sobre la que comenzar a hacer crecer tu dinero por sí solo. Y además vas a ver que tu vida no es tan distinta si sólo tuvieses la mitad de dinero.
El Mago Séneca 9,6 out of 10 based on 38 ratings.